Shomei Tomatsu

0 Comentarios


Shomei Tomatsu (1930 - 2012) fue quizás el fotógrafo japonés más influyente de la era de posguerra. Su estilo crudo, granuloso e impresionista marcó una ruptura dramática con el formalismo silencioso que había definido la fotografía anterior. 





Shomei Tomatsu, en japonés 東松 照明 Tōmatsu Shōmei, estudió económicas en la Universidad de Aichi mientras aprendía fotografía de un modo autodidacta, al terminar sus estudios empezó a trabajar en la editorial Iwanami Shoten. En 1959 fundó la agencia Vivo junto a Ikkō Narahara y Eikoh Hosoe.

Su obra estuvo enfocada al reportaje social como crítica de la pérdida de los valores de la sociedad japonesa frente a la influencia estadounidense. En el plano formal realizó una innovación en la fotografía documental al emplear imágenes simbólicas en sus series. Ha publicado numerosos libros.

Ha expuesto su obra por todo el mundo y su trabajo se puede encontrar en el Museo Metropolitano de Fotografía de Tokio, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Galería Nacional de Canadá, el Museo de Arte Moderno de San Francisco y la Galería de Arte Corcoran.





Pocos fotógrafos han mirado tan de cerca y penetrantemente bajo la piel de una nación como lo hizo Tomatsu cuando encendió su cámara en su tierra natal. Los resultados son a la vez sorprendentes, perturbadores y complejos, imbuidos de todas las contradicciones que sentía por Japón, la fotografía y él mismo.

La fotografía más conocida de Tomatsu,  Botella derretida, Nagasaki, 1961,  representa  una reliquia de la bomba atómica de 1945 en la que el objeto fue mutado por el intenso calor de la explosión para parecerse a un animal grotescamente despellejado, surrealista e inquietante en su poesía poética. 





La fotografía es emblemática de su trabajo como un todo en el que transformó la idea misma de la fotografía en Japón, pionera de la extrema subjetividad y un enfoque visceral que elevaba lo granulado, lo quebrado y lo borroso sobre lo formalmente bello. 






TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

No hay comentarios: